La Estación

Edificio con una concepción clásica del último tercio del s. XIX. Se trata de una construcción rectangular de dos crujías y dos plantas, con cuerpo central resalido. Las fachadas muestran una disposición simétrica y las ventanas están enmarcadas por fajas de arenisca. En el interior, un arco rebajado divide los dos vertientes de la sala de espera, la cual está cubierta por una envigada.

incaturistica.es